Viajes solidarios Abay Etiopía

La huella de Abay: Carta para Gaba

Comentarios desactivados en La huella de Abay: Carta para Gaba

La huella de Abay: Carta para Gaba

Con la ilusión de la primera vez, entono el “sí, quiero”, y dejo caer el peso de la conciencia sobre mi deseo de volver a estar allí.
Ya no hay vuelta atrás… el paso está dado. La pantalla de mi ordenador me recuerda que ya tengo billete para el viaje y en ese instante vuelvo a sentir el olor a café, escucho las canciones de los niños, siento la lluvia y te veo a tí.
El dibujo de tu sonrisa me traspasó cuando te conocí y ahora lo llevo tatuado en el alma.
Hace sólo un año desanduve mis pasos para abrazarte, para jugar contigo, para decirte que me importas y que formas parte de mi vida aunque no pueda estar cerca.
Pero el tiempo no da tregua, es impaciente, justiciero y cruel porque me alejó de tu lado.
Cuando separé mi mano de la tuya me mirabas invitándome a jugar como hacíamos cada día y con lo ojos clavados en los mios fuiste viendo como me alejaba.
Con el alma rota tuve que volver a mi otra vida, a mi otro hogar.
Ha pasado casi un año desde que no nos vemos pero no he dejado de pensar en tí, ni un solo día.
Te imagino más alta y más mayor, seguramente ya puedas llevar a tu hermana sobre tu espalda y cargar el agua hasta tu casa.
Sé que vas al cole todos los días y tus maestros me cuentan que te esfuerzas mucho.
Me dijeron que ya está arreglado el techo de tu casa y que tu madre cose en el taller los uniformes nuevos. Sé que andas sin zapatos pero correteas libre y feliz con tus amigos.
Me alegré mucho cuando supe que tu hermano está estudiando gracias a una beca y que tu padre se las arregla sin él, en el campo, porque al final entendió que el colegio es muy importante.
Me hace mucha ilusión saber que las obras de ampliación de la escuela están muy avanzadas y que los niños cada vez faltan menos a las clases.
En unos meses volveré a jugar contigo, nos sentaremos en el escalón del patio mientras los demás intentan alcanzar un globo. Y nos reiremos, nos reiremos mucho de todo lo que no importa.
En mi maleta llevaré cartas para todos, porque somos ya muchos los que tenemos a alguien a quien escribir. Llevaré cuentos, y un montón de colores para que el cole esté bonito.

Hace un año te dejé de pie junto al camino y allí espero encontrarte.

Un beso enorme.
Cristina

Translate »