Viajes solidarios Abay Etiopía

No comments

África vista desde un dron

A Drone Through Africa from naudewashere on Vimeo.

Este video fue filmado en el transcurso de 3 años en varios destinos en toda África. Muestra una perspectiva única de África y las muchas maravillas que tiene.

“El único hombre que envidio es el hombre que aún no ha estado en África, porque tiene mucho que esperar”.
– Richard Mullin

zoom
fotografiando2
1.131 comments

Etiopía, cooperación y ornitología

Hola amigos, soy Javier González. Mi mujer y yo adoptamos en 2010 dos hijos en Etiopía. Desde entonces, y en compañía de otros naturalistas, he regresado ocho veces para cooperar al desarrollo de tan fascinante país.

Elegimos una población, la cual nos acoge y hace por nosotros lo que puede hacer: mostrarnos su cultura y su biodiversidad, especialmente sus aves. Y nosotros hacemos por ella lo que podemos, como un pozo, un huerto o una escuela.

Es una experiencia vivencial que nos empapa de la alegría de vida sencilla y que contribuye a que los pueblos de Etiopía valoren lo que tienen: un impresionante patrimonio natural y cultural.

Acudimos, generalmente, invitados por alguna misión o alguna ONG. En 2015, por ejemplo, estuvimos en el valle de Angar Guten para observar aves y realizar tres pozos. Te lo resumo en “Andode, aves y pozos”, un vídeo de 5 minutos que te va a gustar.

videojavier

(Pulsa sobre la imagen para ver el video “Andoe, aves y pozos”)

Después estuvimos en Bishoftu, donde contribuimos con la alfabetización y alimentación de 40 niños durante un año y donde realizamos para el pueblo un libro con las 246 especies de aves que allí fotografiamos.

fotolibro

Y ahora, en octubre de 2016 hemos regresado de Adoolaa. Ha sido magnífico. Por los compañeros de viaje. Por la acogida de los misioneros combonianos. Por las experiencias vivenciales entre el Pueblo Guyi. Por la educación ambiental y la ayuda que hemos prestado. Y por las aves (149 especies) y los monos (tres especies) que hemos fotografiado.

A los líderes del Pueblo Guyi les gustó mucho nuestra exposición del patrimonio ornitológico de su territorio.

Es cierto que en Etiopía hay pobreza y que se necesita mejorar las condiciones de las escuelas y de los centros de salud. Pero también es cierto que, en general, allí hay más sabiduría, menos enfermedad, más alegría y vida que aquí. Perdonadme el desahogo, pero es que en Europa, con todos nuestros medios, la mayoría de la gente está enferma, y no de un mal cualquiera, pues más de un 30% se medica contra la angustia o la depresión. También aquí mueren más niños que allí. Aquí se vive con ganas de morir. Allí se muere con ganas de vivir.

Sin embargo, no todo es idílico. También está la opresión y el dolor que con nuestro consumismo les provocamos. Escenas que me arrancaron lágrimas y que son motivo para volver y ayudar. Por eso quiero animaros a participar en el viaje de febrero de 2017. Sólo se necesita una salud normal y no ser muy tiquismiquis.

El presupuesto y otros detalles que os puedan interesar los podéis oír en esta entrevista de radio.
También podéis ver esta noticia del Telediario.

El objetivo sería completar el inventario fotográfico de las aves del territorio de los Guyi y hacer con ello un fotolibro como el de Bishoftu, que iría a la biblioteca popular. Para que los Guyi conozcan, amen y protejan el tesoro natural y cultural que tienen. Y para que nuestra contribución inmediata genere un desarrollo que les permita pasar de condiciones menos humanas a condiciones más humanas.

Si os gusta la idea, me podéis escribir a javietiopia@gmail.com

Pulsa para ver más imágenes, todavía calientes, de la tierra y la vida de los Guyi.

2016 09 Guyi 237
« 1 de 39 »

Pulsa también para ver algunas fotos que hicimos a las aves de los Guyi.

Bugeranus carunculatus
Bugeranus carunculatus
« 1 de 50 »

 

javierfotos

Un abrazo.

Javier.

zoom
trini
1.182 comments

Catedral de la Santísima Trinidad (Addís Abeba)

La Catedral de la Santísima Trinidad, conocida en amhárico como Kidist Selassie, y situada en Arat Kilo, es la catedral ortodoxa de mayor rango de Adís Abeba, Etiopía. Se construyó para conmemorar la liberación de Etiopía de la ocupación italiana y es el segundo lugar de oración más importante del país, tras la Iglesia de Santa María de Sion en Aksum.

catedral

La catedral tiene el título ‘Menbere Tsebaot’, o ‘Altar Puro’. El recinto de la iglesia es el lugar de entierro de quienes lucharon contra la ocupación italiana y quienes acompañaron al emperador en el exilio entre 1936 y 1941. El Emperador Haile Selassie I y su consorte, la Emperatriz Menen Asfaw, están enterrados en el transepto norte de la catedral. Otros miembros de la familia imperial están enterrados en la cripta bajo la iglesia.

tumbas

cate2

El Altar Mayor de la catedral está dedicado a ‘Agaiste Alem Kidist Selassie’ (La Santísima Trinidad, Soberanos del Mundo). Los otros dos altares en el Santo de los Santos, a cada lado del Altar Mayor, están dedicados a San Juan Bautista y ‘Kidane Meheret’ (Nuestra Señora de la Misericordia).

cated

En el transepto sur de la catedral hay una capilla de San Miguel, añadida recientemente, que contiene el Tabot o Arca de San Miguel Arcángel, que fue devuelto a Etiopía en febrero de 2002 tras ser descubierto en Edimburgo. Esta reliquia fue cogida por las fuerzas británicas de la ciudadela de Magdalla en 1868 durante su campaña contra el Emperador Tewodros II.

bata

El complejo de la Catedral también contiene la Iglesia ‘Bale Wold’ (Fiesta de Dios Hijo), también conocida como Iglesia de las Cuatro Criaturas Celestiales. Esta iglesia sirvió como la original Iglesia del Monasterio de la Santísima Trinidad antes de la construcción de la catedral y se remonta al reinado del emperador Menelik II.

apost

vidriera

Otras instalaciones son un colegio de primaria y secundaria, un monasterio, el Colegio Teológico de la Santísma Trinidad, un museo y monumentos que albergan los restos de quienes fueron masacrados en Adís Abeba por los italianos en 1937 en respuesta a un intento de asesinato contra el virrey fascista del África Oriental Italiana. Además, es el monumento y tumba de los oficiales del gobierno imperial que fueron ejecutados por el régimen comunista de Derg.

cementerio

La Catedral de la Santísima Trinidad es la sede oficial de la Arquidiócesis Ortodoxa de Adís Abeba. Los patriarcas de la iglesia ortodoxa etíope son entronizados en esta catedral, y también todos los obispos son consagrados allí.

museo

museo2

364 comments

Alamitou,la niña del vestido violeta

Aquel invierno volvía a ser caluroso y la lluvia no se asomaba juguetona desde hacía mucho tiempo.

Sabía que esa mañana no sería como las demás porque el viento canturreaba una tímida nana y olía a eucalipto como nunca.

Alamitou se encontraba junto a la acacia y contemplaba un nido oculto por las viejas ramas. Vestía como de costumbre su único vestido violeta y sus grandes ojos negros estaban tan abiertos como los míos cuando,por primera vez, vi el mar.

Sus pies descalzos mostraban la dureza del camino y su cántaro vacío se apoyaba sobre un montón de teff recién cortada que se acumulaba con desorden en el suelo seco.

IMG_8884

Y entonces sucedió… primero se escuchó un tímido silbidito, dos, tres… y le siguieron varios más. Cinco polluelos luchaban afanados por romper el cascarón que hasta entonces había sido su hogar.

Sonrió emocionada a la fuerte y valiente mamá que acunaba a sus polluelos dándoles calor y la oportunidad de sobrevivir.

Un día, mientras regresaba a casa después de buscar fortuna en la laguna seca, vio a los pequeños abandonar su nido desplegando sus alas con elegancia. Volaron hacia las montañas y se perdieron en la inmensidad de aquel cielo infinito.

Alamitou pensó que su vida se parecía mucho a la de aquellos pajarillos y se convenció a sí misma de que algún día, ella también conseguiría descubrir lo que se ocultaba tras las montañas.

De repente, las nubes se hicieron un guiño y el agua comenzó a caer sobre su piel de ébano, empapando su vestido violeta. Colgó en su espalda el pesado cántaro y orgullosa de ser quien era corrió hacia la escuela.  

Se sentó en un viejo pupitre y con la torpeza que quien da sus primeros pasos en la vida, comenzó a escribir su historia… “Alamitou, la niña del vestido violeta”

zoom
Captura de pantalla 2016-02-05 a las 20.40.24
250 comments

Te cuento Etiopía: Los niños del semáforo

El viejo semáforo de Bahar Dar (Etiopía) ya no sirve para ordenar el tráfico. Sus luces llevan tiempo apagadas. Mucho más tiempo del que sus moradores pueden recordar.

Las funciones de este singular semáforo, localizado en una de las principales intersecciones de la ciudad, son otras. El semáforo será una referencia espacial obligatoria para cualquiera que pregunte por una dirección en el centro de Bahar Dar. Además, el semáforo es el campamento base de un grupo de niños sin hogar.

Entre tres y cinco niños, de edades desconocidas (incluso por ellos mismos), se reúnen todas las noches bajo el minúsculo y mugriento porche de la glorieta en la que se levanta el semáforo. Los niños del semáforo matan el tiempo jugando con cartones y desperdicios, fumando cigarrillos, masticando hojas de khat (planta usada tradicionalmente por sus propiedades estimulantes, entre otras…) y mendigando. En las inmediaciones del semáforo extienden la mano y exclaman –and birr– (un birr, unos 5 céntimos de euro). Cuando llega la noche, ocasionalmente, encienden hogueras con plásticos. Hogueras que impregnan con su característico olor los harapos que cubren sus frágiles cuerpos. El fuego les calienta y les alumbra, pues ni siquiera la luz del semáforo ilumina sus noches.

El semáforo de Bahar Dar - Te cuento Etiopía

Recientemente un niño discapacitado se ha incorporado al grupo del semáforo. Hace gala de su valentía esquivando el tráfico de la avenida adyacente al semáforo, con sendos cartones en las manos y con torpes movimientos. Su intención no es otra que la de integrarse en el jerarquizado grupo. Los reflejos del los conductores han evitado la tragedia. Él ha tardado poco en olvidarse, a los pocos minutos ya dormita agazapado bajo el porche del semáforo. Ya es uno más.

La jerarquía del grupo parece simple, los débiles son la diana de todas las burlas y las últimas piezas en encajar en ese tetris de cuerpos que se forma noche tras noche. Los otros niños de la calle, aquellos que venden chicles y pañuelos de papel, parecen estar muy por encima esta particular pirámide social de la infancia perdida. Los niños del semáforo se agrupan en ocasiones alrededor de los niños de los chicles, escuchando sus consejos, mientras guardan prudencialmente las distancias. Al contrario que los niños del semáforo los niños de los chicles no suelen ir descalzos. Ellos no piden, ellos venden…

El tabaco, el khat y las emanaciones tóxicas procedentes de automóviles y de la combustión de los plásticos no parecen hacer peligrar la integridad física del colectivo del semáforo, al menos a corto plazo. El mayor peligro, con diferencia, es el tráfico rodado que sitia el semáforo. Un tráfico que no es excesivo pero es suficiente para poner en riesgo la vida de aquellos que tienen el asfalto como salón de juegos.

El penetrante aroma a plástico quemado volvió a entrar anoche por las ventanas abiertas de aquel restaurante, a escasos veinte metros de la glorieta del semáforo. No hace falta verlos para saber que siguen ahí.

Texto e imágenes de Jorge Albuixech Martí.

Translate »